Que comporta el incremento de licencias VTC para el taxi

Lo que ya se sabía se ha hecho oficial. Un fuerte incremento de licencias VTC se va a producir en España en estos años. Todos estamos dándole vueltas a cuáles van a ser las consecuencias de este hecho para el taxi.

Como siempre conjeturando con ello, en mi modesto entender todo dependerá de hacia dónde quiera el empresario enfocar su negocio. Estamos en manos de empresarios que evidentemente quieren sacar el máximo provecho a su inversión.

Está claro que cada empresario es diferente y tendrá una visión diferente sobre lo que hacer con esas VTC. Unos decidirán destinar esas licencias hacia el mercado del Lujo, con berlinas de alta gama y precios muy alejados del mundo del taxi. Entiendo que esas licencias no representarán ningún problema para nadie. También es remarcable que el taxi no ha sabido plantar cara a este fenómeno. Aunque todos hemos visto por las ciudades mercedes de lujo con licencia municipal, éstos están muy centrados en sectores muy alejados de la masa de taxistas.

Poner en valor el taxi como un servicio público y de calidad es nuestra asignatura pendiente, y ponerlo en valor no significa solo que tus abonados conozcan tus buenas maneras, sino que hacerse notar y proyectar tu negocio fuera de tu “rancho”.

El gran peligro de todo esto es aquellos que quieran poner a rendir sus VTC en las plataformas por todos conocidos. Conocemos los Hyundai I40 ¿verdad? Si aplicas las filosofías de flotas de taxis a formas de explotación con muchas menos cortapisas que el taxi, no hay festivos, mucho menos control (si, hay multas, pero todavía no hay sensación entre el sector empresarial de VTC que se le persigue mucho) y licencias mucho más baratas, y más que se van a abaratar, tienes la competencia perfecta y con una prensa infinitamente mejor que la del taxi.

Y todos sabemos cómo de bien se maneja Uber cuando tiene un número elevado de vehículos para, primero, bajar precios debido a la competencia, y dos, ofrecer un servicio con una buena cobertura a sus clientes que una vez que prueban su servicio y este funciona bien es difícil que se bajen del mismo.

Se nos acaba el tiempo. Espabila, taxi.

Foto de portada By Lucas Maystre – https://www.flickr.com/photos/lucasmaystre/3697258021/, CC BY-SA 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=50254646

Anuncios

El taxista hace el triage de Urgencias médicas en la ciudad de Granada.

Hoy, en Granada, hay una manifestación. Son de esos gestos que sabes que seguramente no servirán de nada. Los poderosos ya han decidido repartir las cartas y esperaban que nadie viniera con el foco a poner luz a los arreglos bajo la mesa.

En esta época en la que empleo precario es el pan nuestro de cada día, cuando lo hay, sorprende que alguien se haya lanzado así a denunciar los “arreglos” en una materia tan delicada para nuestra sociedad como es la sanidad. Sospecho que las redes sociales están deseosas de aupar a Quijotes que luchan contra molinos gigantes muy reales para calmar el malestar por la falta de respuesta por nuestra parte contras las injusticias que nos rodean.

Desde el 2 de Julio de 2016 han entrado en vigor la nueva organización hospitalaria en Granada. Hay dos hospitales, el Virgen de las Nieves situado en la Avenida de las Fuerzas Armadas en pleno centro de Granada y el nuevo hospital Campus de la Salud situado en la Avenida de la Investigación en las afuera de la ciudad.

Hasta aquí todo normal. Si no fuera por la decisión de separar los servicios de Urgencias. No es que se los hayan llevado de un hospital a otro, no. Han dividido las urgencias según las especialidades. Por ejemplo, si tiene antecedentes de infarto y sospecha que le está dando uno debe ir al Virgen de las Nieves. Si tiene un politraumatismo grave debe dirigirse al hospital Campus de la Salud ya que allí es donde está la especialidad.

Si tiene la mala suerte de ir al hospital equivocado y tiene una afección grave que necesita una atención especializada deberá ser trasladado al otro hospital incluso en helicóptero. Ni que decir tiene que las facturas de helicóptero están subiendo como la espuma, alguien se debe estar alegrando, pero no los ciudadanos que somos los que pagamos las facturas, al fin y al cabo.

Supongo que los sufridos taxistas granadinos ya habrán tenido más de una anécdota sobre la cuestión, aunque no me atrevo a decir que sean graciosas cuando es la salud la que está en juego. Dejo abajo un enlace a la documentación que la Junta de Andalucía ha puesto a disposición de todos los granadinos.

Enlace a documentación sobre los servicios de urgencias y hospitalarios de Granada.

¿Y quién es ese hombre que ha logrado poner en marcha una manifestación y es un fenómeno en las redes sociales? A estas alturas muchos lo conoceréis. Spiriman como se le conoce en las redes sociales ha levantado una polvareda muy grande en todos los círculos sanitarios granadinos por denunciar el sinsentido de estas medidas sanitarias. Os dejo un enlace a su Facebook para que podáis ver sus denuncias del sistema sanitario andaluz.

Enlace a página de Facebook de Spiriman

Sabes que esta persona va a tener una vida muy difícil en su ambito profesional a partir de ahora, y quizás no haya elegido protagonizar este movimiento, pero cuando ha visto que esta ola se hacía imparable ha decidido tirar hacia delante y denunciar todos los sinsentidos del sistema sanitario Andaluz.

Ojalá que todos sus esfuerzos sirvan para algo, ojalá sea así.

Imagen de Portada por ángel mateo – GRANADA 001 on Flickr, CC BY 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=4079176

La colaboración de Uber con el Metro de Madrid (supuesto práctico)

Imaginemos que la entidad metropolitana de Madrid hace sus cálculos y llega a la conclusión de que le sale más a cuenta contratar los servicios de Uber que mantener una flota de mini autobuses para esas rutas que está obligada a cubrir por ley pero que son altamente deficitarias.

Este sueño húmedo con el que cualquier liberal se va a dormir todas las noches se está comenzando a dar como no podía ser de otra manera en Estados Unidos. Las entidades encargadas de gestionar el transporte público están comenzando programas piloto para cubrir aquellas rutas más deficitarias con el servicio de Uber.

El caso se da en Pensilvania donde a través de descuentos se cubre aquellas líneas de metro suburbano más deficitarias con descuentos en los servicios de Uber. El gobierno Federal subvenciona el servicio de estas líneas con un importe elevado pero el coste del acuerdo con Uber significa alrededor de un 50% del coste de subvencionar las líneas de servicio público.

Pero estas colaboraciones se dan en más localizaciones de Estados Unidos como en localidades de la misma Filadelfia, Florida etc.

Evidentemente, el coste de utilizar los servicios de Ride Sharing son siempre mucho más bajos ya que los conductores son simples “contratistas” que van a repercutir unos costes muchos más bajos al sistema público de transportes. Menos gasto para el contribuyente, menos impuestos, ¿Qué puede salir mal?

Pues pasa lo de siempre. Las zonas más desfavorecidas suelen darse de lado por este tipo de servicios. Los conductores, obligados hacer muchísimas horas para llevarse un sueldo digno a su casa y los conductores eventuales se suelen centrar en las zonas donde hay más negocio.

Para demostrar esta aseveración con datos objetivos mostramos en la ciudad de Los Angeles la zona donde Uber ha instaurado un programa de tarifa plana para fortalecer su negocio. Los límites de la zona coinciden EXACTAMENTE con las zonas de mayor poder adquisitivo de la ciudad. Curioso ¿verdad?

Aquí podemos ver en la Ciudad de los Angeles la zona de tarifa plana que Uber quiere experimentar.

2016-10-01

Y a continuación un mapa demográfico donde se representa las zonas mas ricas delimitadas por una línea roja. Sobran las palabras.

2016-10-01-1

Toda la información obtenida ha sido gracias a Andy Freeland (@rouge8)

 

Como resumen, la tendencia actual en Estados Unidos seguramente se va a intentar importar a Europa y a España. Y el taxi debe estar preparado para asumir ese reto con plataformas de servicios que se puedan adaptar a las necesidades del transporte público de forma cómoda para el usuario y sencilla para los entes metropolitanos.

Imagen de portada por By Sérgio Valle Duarte – Own work, CC BY 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=50618567

 

 

Los servicios over the top de la movilidad.

 

480px-ordinary_bicycle02
By Agnieszka Kwiecień (Nova) (Own work) [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html) or CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)%5D, via Wikimedia Common
Los servicios over the top son aquellos servicios que se realizan sobre infraestructuras ya creadas. El caso más famoso es el de Whatsapp que permite enviar mensajes utilizando las redes que las empresas de telecomunicaciones tienen desplegadas por todo nuestro país.

Estas empresas siempre se quejan de que estas empresas ganan mucho dinero sin invertir en las carísimas infraestructuras que hacen falta para hacer llegar internet a los usuarios a sus casas o a sus teléfonos móviles.

Empresas como Movistar o Vodafone llevan mucho tiempo haciendo presión en los despachos de la Unión Europea para que compañías como Google o Facebook o Whatsapp se atengan a las mimas normas que ellos deben cumplir escrupulosamente. Hace pocos días la Comisión ha dictado una serie de directivas que parece que no han dejado muy contentos las operadoras clásicas.

Estos servicios over the top tienen varios “pisos” porque tenemos a Google que aprovechando las redes de telecomunicaciones ha creado un imperio que ¿domina? el mundo. Pero resulta que encima de Google otros servicios han ido instaurando sus tentáculos. Facebook en sí casi está por encima de Google ya que la actividad diaria de mucha gente ya se ha trasladado de la web y los servicios de Google a Facebook y pasan gran parte de su tiempo tanto en la red social como en las aplicaciones hermanas como puede ser Whatsapp e Instagram.

Un caso similar ocurre con la movilidad. Estamos pasando de los proveedores de transporte como pueden ser el taxi, el metro y el autobús a plataformas que aúnan todos los servicios en uno. Un ejemplo es Google Maps o Citymapper que a la hora de buscar una opción para moverse por una ciudad expone una serie de alternativas como puede ser, ir andando, en coche particular, taxi, Mytaxi (allá donde esté disponible), Uber y Lyft.

A estas alturas tanto Google Maps como Citymapper son básicamente portales donde elegir el mejor medio de transporte y una vez elegido, proceder a utilizarlo, pero saliéndote de la app de Maps o Citymapper.

Pero llama la atención que ya se puedan pedir taxis a través de Google mediante Mytaxi o coches particulares de Uber o Lyft allá donde esté disponible. Es el único medio de transporte que permite ser pedido a través de app específica como puede ser Mytaxi o través de Google. También es lógico por el medio de transporte que es, el cual se presta a este tipo de intermediación.

Vamos encaminados a que los servicios Over the top se apliquen también a la movilidad en la que los proveedores (taxistas) se vean comercializados a través de multitud de plataformas, al más puro estilo Ebay o Amazón.

Y ahí es donde estamos viendo la lucha entre las diferentes plataformas por intentar acaparar la mayor cantidad posible de clientes. Por eso Uber se ha lanzado a la conquista del mercado al coste que sea (es una máquina de quemar dinero). Por eso Google ha lanzado su proyecto de Waze de carpool y está intentando crear plataformas en las que estén unificadas todas las propuestas de transporte, pero de forma monopolística en la que otras empresas que ofrezcan este tipo de gestión de opciones de movilidad puedan ofrecer sus servicios como puede ser Citimapper.

La forma de moverse en las grandes ciudades va a cambiar radicalmente en unos años, y como decía un ministro, “no lo va a reconocer ni la madre que lo parió”

 

 

La conquista del transporte público por parte de la iniciativa privada (III)

Venimos de aquí

La conquista del transporte público por parte de la iniciativa privada (II)

Una vez que se ha demostrado que es factible mediante la tecnología tener una gestión de flotas eficiente el resto de la industria se la lanzado a ocupar espacios que por su propia naturaleza les es natural ocuparlo.

Google simultáneamente al trabajo de Uber ha ido afinando sus propias soluciones, una mediante sus coches autónomos y en la rama de software con el despliegue de su solución de coche compartido a través de Waze. Esta solución es muy elegante (a priori) porque está destinada a que el que vaya a su trabajo podrá compartir gastos con alguien que vaya cerca. Se evita todos los problemas legales (a priori otra vez) que tiene Uber por todo el mundo y presenta una solución más amable de cara a la opinión pública.

También en paralelo su archiconocida aplicación Google Maps está agregando todos los servicios de Ride Sharing a sus bases de datos, con lo que cuando ya abres la app en las opciones de transporte te aparece tanto Uber, como Lyft (allá donde estén disponibles) como Mytaxi aquí en España.

Es en cuanto a las empresas más tecnológicas que todos tenemos en mente, pero los gigantes automovilísticos no se han quedado parados y andan comprando empresas, firmando acuerdos de colaboración y asegurando su futuro en la movilidad del futuro.

Me ha llamado la atención la última compra de Ford.

Compra por parte de Ford de Chariot

autobus_emt_madrid_-_linea_101
By WikimediaNameXD (Own work) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)%5D, via Wikimedia Commons
Es muy llamativo y viene a refrendar lo que decimos sobre las deficiencias del transporte público y como la iniciativa privada está trabajando para suplir esas carencias. En Estados Unidos, con ciudades con una extensión tan grande y en el que el urbanismo ha sido diseñado para el coche, estas soluciones son lógicas desde el punto de vista de eficiencia. Con el servicio de autobús y el metro es imposible cubrir de manera eficiente una ciudad como San Francisco.

Este servicio comprado por Ford de Chariot funciona mediante Ford Transit que se adaptarán a la demanda mediante el análisis de datos. Así mismo se han asociado con otra empresa como es Motivate para expandir el servicio de Bicicleta, lo que aquí en España ya conocemos en muchas ciudades como el Bicing de Barcelona.

Lo importante de todo esto es que una empresa privada está invirtiendo dinero en abastecer de soluciones de movilidad de ámbito público como pueden ser un servicio de mini autobuses o de bicicletas a las grandes ciudades.

Pero en Europa los servicios de transporte público son bastante eficientes y solo en zonas de baja densidad o muy alejadas de los centros urbanos servicios como el antes comentado. Pero esa densidad de población haría inviable o poco rentable este tipo de servicios. Por ello, las noticias que estamos viendo últimamente donde se describe el coche particular como una solución a los problemas de un transporte público por otro parte falto de financiación pública. Por eso tantos gurús abogando por Uber como la solución a las deficiencias del metro y autobús. Pero para que estas soluciones sean viables económicamente antes hay que echar abajo el servicio público y para ello nada mejor que inculcar a la opinión pública la idea de que el coche particular (aquí léase Uber, Cabify, Car2go, Mini vans, coches autónomos) es una mejor solución.

La conquista del transporte público por parte de la iniciativa privada (II)

google_driverless_car_at_intersection-gk
Coche autónomo de Google.  By Grendelkhan (Own work) [CC BY-SA 4.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)%5D, via Wikimedia Commons

Entonces ¿por qué este acoso y derribo desde los medios de información contra el transporte público?

Venimos de aquí. 

La conquista del transporte público por parte de la iniciativa privada (I)

 
Hasta ahora, el transporte público ha sido objeto de interés por parte de actores económicos para poder privatizarlos y obtener rendimiento económico. Hasta aquí nada nuevo, es una dinámica ya conocida. Pero las nuevas tecnologías han supuesto un drástico cambio en la percepción de estos actores económicos de la actividad del transporte.

Hay una revolución prometida por diversos gurús que prometen un transporte más eficiente, barato y sobre todo…privado. Pero ya sabemos lo que suele pasar cuando un servicio público pasa a manos privadas. Normalmente el servicio suele ser deficitario y es sufragado con impuestos. En manos privadas ya sabemos el resultado cual suele ser. Un ejemplo lo tenemos en los ferrocarriles británicos, con unos abonos por las nubes.

La demanda de nacionalización de los ferrocarriles británicos.

¿Cuál es entonces la estrategia que se quiere seguir para dinamitar el transporte público? Uber ha marcado el camino. Está claro que la gran revolución la ha marcado Uber con su modalidad Uber Pop. Gracias a la tecnología ha permitido que cualquiera pueda ser un taxista con solo instalar una aplicación y pasar los controles de broma de la empresa.

Tienes a una flota potencial de taxistas que están dispuestos a salir a la calle cuando las tarifas son atractivas. Esta forma de movilidad en aquellas zonas tan dependientes del coche particular y Estados Unidos es un terreno abonado para ello gracias los grandes suburbios y la dependencia del coche, ha explotado de forma exponencial.

Este ha sido el primer paso, pero ya muy significativo ya que muchas veces las tarifas para un trayecto medio eran bastante más baratas que coger un autobús. Esto es así debido a que gran parte de la flota de Uber está compuesta por conductores ocasionales que trabajan para obtener unas ganancias que complementan sus ingresos principales y muchas veces no hacen cuentas sobre si les sale rentable salir a trabajar.

Como podemos ver en este enlace un think tank aboga, aunque haga una fe de erratas al final del artículo, de primar a servicios como Uber en vez de servicio de autobuses en zonas con poca densidad de ocupación de los transportes públicos.

Think tank abogando por primar a Uber frente a autobuses

Es curioso como en el artículo otra de las criticas era que la plataforma para agregar todos los servicios estaba cerrada y no se abría a otros competidores. Pero eso lo trataremos en otro post.

El siguiente paso es el de sistematizar estos servicios como si fueran un servicio de autobús. Para ello, ese vehículo de UberPop debe compartir el viaje con otros viajeros, cosa que ya se hace a través de UberPool y mediante programas piloto hacer que esos conductores hagan siempre una misma ruta. Este tipo de programa ya se están realizando en ciudades como San Francisco, cuna de esta industria.

Con estos cimientos, esta industria está demostrando que puede competir con el transporte público mediante una flota de coches compartidos.

Que los conductores ganen cada vez menos no es importante, ya que pronto serán sustituidos por coches autónomos lo que hará que los precios bajen más todavía, ¿o no?

 

La conquista del transporte público por parte de la iniciativa privada (I)

Vivimos tiempos de cambio, bueno siempre estamos en tiempos de cambio. Nada permanece estático más allá de poco tiempo. Pero si es cierto que, en el mundo de la movilidad, el horizonte de sucesos se nos está acercando con alarmante rapidez y amenaza con tragarnos.

stagecoach_east_london_bus_lt253_ltz_1253_route_n8_19_july_2014_3
Au Morandarte from London, Middlesex, England

Todos los que estamos relacionados con el mundo del taxi de un tiempo a esta parte vivimos en un sin vivir por los medios de comunicación. El foco que se ha puesto sobre nuestro sector últimamente ha sido brutal, con un escrutinio que no sufríamos desde hace tiempo.

Todas las noticias en los medios más importantes e influyentes en la opinión pública van casi todos en una misma dirección. La idea es que el sector del transporte público es poco eficiente y para ayudarlo que mejor que potenciar el vehículo privado para ayudar al tránsito a mejorar.

A priori, y quien tenga dos dedos de frente debe pensar que la expresión anteriormente citada debe ser una tontería de proporciones mayúsculas. Si ponemos más coches en la calle en tráfico empeora de manera notoria. Como todos entendemos esto se intenta hacer una lenta idea de zapa del transporte público de diferentes maneras.

Últimamente, vemos como aparecen artículos en los que se compara la utilización del vehículo privado con el transporte público de una manera bastante torticera ya que sólo se compara tiempos de uso de un medio como es el coche particular con el autobús por ejemplo sin tener en cuenta todos los costes asociados a moverse por el centro que tiene un coche. Todos los tenemos en mente ¿verdad?, aparcar, o mejor parking, las vueltas que das, etc.

Aquí tenemos la versión de rosa en la que las ciudades europeas son felices con todas sus arterias llenas a rebosar de coches.

Artículo del País sobre el transporte desde un aeropuerto hasta el centro

Y aquí tenemos un artículo en el que se desmonta todo lo anterior comentado en el artículo del Pais.

Respuesta de Ecomovilidad al artículo de El Pais

Lamentablemente a la opinión pública el mensaje que le llega es que el transporte público es lento, caro y hasta huele mal. Artículos como el de ecomovilidad no suelen llegar al gran público.

Podría parecer que esta manera de pensar puede favorecer el uso del taxi, pero como todos sabemos, nada más lejos de la realidad. La campaña de acoso y derribo hacia el taxi (en parte es merecido, no nos engañemos) ha sido brutal desde los medios en estos últimos años.

Es mítico el post del Señor Edans cuando en Barcelona se produjo una huelga de metro y ante el colapso que había en Barcelona abogaba por meter más coches en circulación y se quejaba de que Uber estuviera prohibida.

El transporte público a la hoguera

Normalmente la justificación que se suele hacer desde los medios afines a estas teorías de que 50 coches son siempre mejor que un autobús es que con la tecnología y con el advenimiento del coche autónomo que va a ser la panacea del mundo civilizado todos los problemas aparejados al coche “antiguo” van a ser superados.

Pero es que no, es que la ocupación que suele tener un metro o un autobús siempre van a ser infinitamente superior a un coche por muy compartido-autónomo-eléctrico que sea. Y siempre va a ser mucho mejor construir un autobús, que también puede ser autónomo y eléctrico y hasta es compartido, que un Koala de Google.

Cálculo de ocupación de diferentes medios de transporte